SITE ODISEO  |  ODISEO MEDIOS  |  FACEBOOK  |  YOUTUBE  |  TWITTER  |  LINKEDIN
Viaje a la generación digital

Bifo

Los nativos digitales, la Net Gen o Generación en Red fueron el tema de uno de los capítulos del libro Sostenibilidad 2.0 (leer aquí), realizado por el equipo Odiseo durante el 2007, y será el tema de muchas más investigaciones y aproximaciones futuras.

Quiero compartir algunas de las ideas del libro Generación Post-Alfa, Patologías e imaginarios en el semiocapitalismo, de Franco Berardi y editado por Tinta Limón en Argentina a noviembre del año pasado.

Berardi -más conocido como Bifo- es un teórico de los medios y activista italiano que decidió dedicar los últimos años de su vida a dictar clases en una escuela de nivel medio. Su principal preocupación es cómo transmitir la cultura a las nuevas generaciones, que presenta actitudes, hábitos y formas de pensamiento tan disímiles de sus antecesoras. Para Berardi, una mutación tecno-comunicativa se puso en marcha en los ochentas con la difusión de la televisión, las telenovelas, la videocasetera, los videos juegos y los reality shows. “La primera generación videoelectrónica alcanzó una relativa homogeneidad cultural en tiempos mucho más breves que lo que ocurría en épocas pasadas por medio de procesos de aculturación alfabética”.

Esa es la mutación que afectó a mi generación, los que tenemos 25 y 35 años y permite que, al encontrarme con gente de mi edad de diferentes países, rápidamente podemos conversar sobre el Agente 86, Karate Kid o La guerra de las galaxias y todos sabemos a qué nos referimos.

Para las nuevas generaciones, sin embargo, este tiempo de “homologación” es mucho más rápido: gracias a Internet los chicos están entrando en circuitos globales incluso antes de “haber formado una sensibilidad localizada”.

Esta es la mutación antropológica que preocupa a Berardi. No es un pensamiento determinista y absoluto entre tecnología y cultura; y por eso, en su línea de pensamiento, son tan “generación en red” chicos de clase media conectados todo el día como chicos marginados y sin acceso a las tecnologías de la información. “El problema no es si un chico usa celular o navega por Internet, sino dentro de qué ambiente cultural y afectivo se encuentra en sus años de formación, en sentido acotado: familiar, pero también en sentido amplio: en la relación imaginaria con sus coetáneos de todo el planeta, en las modas culturales, musicales, consumistas”.

Algunas citas para reflexionar y seguir leyendo:

“La cuestión de la transmisión es, sobre todo, un problema ligado a la sensibilidad (…). La pregunta que debemos hacernos hoy y, sobre todo, que debemos hacer a la gente que se está formando hoy, a los chicos, a la nueva generación, se refiere al placer, a la belleza: ¿qué es una vida bella? ¿Cómo se hace para vivir bien? ¿Cómo se hace para estar abierto al placer? ¿Cómo se goza de la relación con los otros? Ésta es la pregunta que debemos hacernos, una pregunta que no es moralista y que funda la posibilidad misma de un pensamiento ético.

Pero la pregunta que debemos hacernos es, sobre todo, ésta: ¿qué cosa es la riqueza? Es sobre este plano que el capitalismo ganó a batalla del siglo XX.

¿Riqueza significa quizá acumulación de cosas, apropiación de valor financiero, poder adquisitivo? Esta idea de la riqueza (que es propia de la ciencia triste, la economía) transforma la vida en carenci, en dependencia. No pienso que la riqueza sea un hecho espiritual. No, no, la riqueza es tiempo: tiempo para gozar, tiempo para viajar, tiempo para conocer, tiempo para hacer el amor, tiempo para comunicar”.

(…)

“El movimiento anticapitalista del futuro en el cual yo pienso no es un movimiento de los pobres, sino un movimiento de los ricos. Aquellos que sean capaces de crear formas de consumo autónomo, modelos mentales de reducción de la necesidad…”

“La pregunta a formular a la nueva generación no se vincula a los valores (¿sos solidario o egoísta, ¿sos crítico o conformista?). Se vincula a la sensibilidad: ¿sos feliz o infeliz?”.

6 Respuestas a “Viaje a la generación digital”

  1. elsurianaranjado.blogspot.com dice:

    Es el libro que me mostrabas el otro día, ¿no? En cuanto a lo de homologar tiempo y verdadera riqueza, es extraño como históricamente han coincidido patriarcas del capitalismo como Benjamin Franklin (“time is money”) y de la izquierda anticapitalista, como Paul Lafargue cuando habla del “derecho a la pereza”, idea que, por cierto, no está nada mal. Felicitaciones por el nuevo diseño, la verdad que está mucho mejor…

  2. santi dice:

    Muy inspirador Noe!
    Hay muchos filósofos y teóricos que desde hace siglos vienen repitiendo esto. Es bueno que alguien sostenga ese discurso en estos tiempos.

  3. Noel dice:

    Lo que me inquieta- y a la vez me seduce- de esta lectura es esta apelación no moral. Bifo entiende que hay una generación que precisa ser activada políticamente para generar un cambio, pero dice que esa activación no puede ser hecha desde los valores. La pregunta, entre tantas, es: ¿cómo? ¿desde dónde? ¿cómo pensará su accionar político esta generación?

  4. Sonia dice:

    Cómo transmitir cultura a las nuevas generaciones… Pareciera que la idea de transmitir se quiebra en estos tiempos… ¿quien transmite qué a quién en las aulas de hoy? Me parece que es un tema para seguir pensando… ´ligar la transmisión a la sensibilidad…´
    ¿Cuál es el rol de los educadores en esta tarea? ¿cómo enquirecer las diversas situaciones de enseñanza y de aprendizaje a través de intercambios culturales intergeneracionales?
    Simplemente algunos pensamientos en voz alta..

  5. [...] Franco Berardi en Generación Post-alfa. [...]

  6. [...] Post sobre Franco Berardi y su “Generación post-alfa” [...]

Dejá una respuesta

*